SP DESMATELA FÁBRICA DE CLERÉN

DICHA FÁBRICA FUNCIONABA EN UN PATIO.

El Ministerio de Salud Pública informó hoy el desmantelamiento en un patio de una fábrica artesanal de clerén, una bebida artesanal que ha causado la muerte de al menos 27 personas en la última semana en el país.

La información la dio a conocer el ministro Rafael Sánchez Cárdenas, quien tildó de criminal la venta de alcohol adulterado.

El funcionario dijo que la alerta epidemiológica emitida hace unos días permitió que en coordinación con la Policía Nacional y el Ministerio Público se lograra el desmantelamiento de un sitio de distribución que operaba en un patio, aunque no especificó donde. En el lugar se procedió al apresamiento de varias personas, aunque tampoco se dio detalles de cuántos.

En cuanto a los fallecidos por la ingesta, el ministro recordó que hasta ayer había 27 muertos y que otras ocho personas se encontraban en estado crítico, de los que al mediodía de hoy no había recibido reporte de evolución.

“Pero lo importante es que hemos localizado a los autores de este crimen y la distribución de esta bebida alcohólica adulterada”, dijo.

El médico gastroenterólogo Alberto Santana, en entrevista dada al programa de televisión Eldía, explicó que uno de los problemas del alcohol artesanal como el clerén, se debe a que, aunque es alcohol etílico de caña de azuzar, no está controlado y se desconoce la concentración exacta que, según etiquetas de algunas botellas, puede estar entre un 75% y un 85%, niveles muy altos para el cuerpo humano.

“El problema principal es que cuando aumenta la demanda, los productores para aumentar la fermentación usan material orgánico como tripas y cabezas de pollo y madera, que hacen una putrefacción y el alcohol se hace más rápido”.

Explicó que, sin embargo, en ese proceso se produce también alcohol metílico que es muy toxico para el organismo porque es muy soluble al agua y que, una vez entra al cuerpo, produce una oxidación que se va a los órganos con más agua, como los riñones, el cerebro y el globo ocular, produciendo serios daños en cada uno.

Un paciente puede presentar coma y morir en espacio de unas tres horas por intoxicación, indicó Santana.

DL

Deja una respuesta