EEUU: Trump ordena suspender pagos a OMS

AP.- El presidente Donald Trump dijo el martes que suspendería los pagos a la Organización Mundial de la Salud durante la pandemia de coronavirus, y acusó al organismo de no hacer lo suficiente para impedir que el virus se propagara después de surgir inicialmente en China.

Trump, quien había insinuado sus intenciones la semana pasada, aseguró que el brote pudo haberse contenido en la fuente y que pudieron salvarse vidas si la agencia de salud de la ONU hubiera hecho un mejor trabajo en investigar los primeros reportes provenientes de China.

“La OMS falló en su obligación fundamental y debe rendir cuentas”, dijo Trump en una rueda de prensa. Afirmó que Estados Unidos revisaría las medidas implementadas por la OMS para frenar al virus antes de tomar cualquier decisión sobre reanudar la ayuda.

No hubo por el omento un comentario de la organización, con sede en Ginebra, respecto al anuncio de Trump. Pero, cuestionada horas antes sobre un posible recorte de fondos por parte de Estados Unidos, la portavoz de la OMS Margaret Harris respondió que “sin importar los problemas, nuestro trabajo continuará”.

Trump dijo que Estados Unidos seguirá trabajando con la OMS en busca de “reformas significativas”.

Estados Unidos contribuyó con casi 900 millones de dólares al presupuesto de la OMS para el periodo 2018-2019, según información en el sitio web de la agencia. Ese monto representa una quinta parte de su presupuesto total de 4.400 millones de dólares para esos años. Casi tres cuartas partes de las aportaciones de Estados Unidos fueron en “contribuciones voluntarias” y el resto en fondos “señalados” como parte del compromiso de Washington con las instituciones de Naciones Unidas.

Un documento de presupuesto más detallado de la OMS difundido por la misión de Estados Unidos en Ginebra reveló que en 2019, Washington proporcionó 452 millones de dólares, incluyendo casi 119 millones en fondos señalados. En su más reciente propuesta presupuestal de febrero, el gobierno de Trump solicitó un recorte a las contribuciones señaladas a la OMS, a 57,9 millones de dólares.

A nivel mundial se han reportado más de 125.000 decesos vinculados al coronavirus, incluyendo más de 25.000 en Estados Unidos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

La semana pasada, Trump arremetió contra la OMS por ser “chinocéntrica” y asegurar que había “criticado” sus restricciones de viaje a pasajeros provenientes de China mientras el brote de COVID-19 se propagaba fuera de la ciudad de Wuhan.

Por lo general, el organismo es muy cuidadoso en no criticar las políticas nacionales de cada país, y no quedó esclarecido de inmediato a que crítica se refería Trump.

El mismo Trump ofreció consideraciones a China en las etapas iniciales de la epidemia.

“China ha trabajado muy duro para contener el coronavirus”, tuiteó el 24 de enero. “Estados Unidos aprecia enormemente su labor y transparencia. Todo saldrá bien. En particular, a nombre del pueblo estadounidense, quiero agradecerle al presidente Xi”.

Cuestionado el martes sobre la pertinencia de recortar el financiamiento a la OMS en medio de una pandemia viral, Trump dijo que la revisión duraría entre 60 y 90 días.

“Es un periodo de evaluación, pero en tanto, suspenderemos todos los fondos” a la OMS, dijo Trump.

El presidente también se ha quejado de que otros países aportan mucho menos que Estados Unidos, señalando en específico a China.

La Asociación Estadounidense de Medicina pidió de inmediato a Trump que reconsidere su decisión.

“Durante la peor crisis de salud pública en un siglo, suspender el financiamiento a la Organización Mundial de la Salud es un peligroso paso en la dirección equivocada que no hará más sencillo derrotar al COVID-19”, dijo la presidenta de la asociación, Patrice A. Harris, en un comunicado.

Harris dijo que se requiere de cooperación internacional, así como de ciencia y datos, para combatir al virus.

“Recortar fondos a la OMS, en lugar de enfocarse en las soluciones, es una medida peligrosa en un momento precario para el mundo”, aseguró.

Para la mayoría de las personas, el coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos, que desaparecen en dos o tres semanas. Pero puede provocar cuadros más severos, incluyendo neumonía, e incluso la muerte, en ciertas personas, en particular en adultos y pacientes con problemas de salud preexistentes. La gran mayoría de las personas infectadas se recuperan.

Deja una respuesta