Trump en modo de campaña, culpa a Obama de una “reserva diezmada”

VOA.-WASHINGTON – Tras más de tres años de mandato, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, culpó este jueves a su predecesor en el cargo, Barack Obama, del estado de la reserva nacional de equipo de protección personal y suministros médicos, que aseguró estaba “diezmada” cuando su Gobierno recurrió a ella, el pasado mes de febrero, debido a la pandemia de COVID-19. 

“Bajo la administración previa, la reserva fue diezmada y nunca fue completamente repuesta”, dijo el mandatario durante una visita a un centro de distribución en Pensilvania.

Trump, que en las últimas semanas se ha enfrentado a numerosas críticas por la supuesta incapacidad del Gobierno federal de asistir a los estados con los insumos necesarios para combatir la pandemia, afirmó hoy que su administración heredó “anaqueles vacíos y productos caducados”.

Horas antes, un funcionario de la Casa Blanca explicó en una rueda telefónica que, en 2009, debido al brote de la gripe H1N1, la administración distribuyó por todo el país gran parte de las 100 millones de mascarillas que había almacenadas en la Reserva Estratégica Nacional.

“Durante ese suceso -no quiero llamarlo pandemia- se repartieron unas 90 millones de máscaras a los estados. Nunca fueron repuestas”, explicó el funcionario.

En este sentido, a pesar de que algunas regiones del país siguen experimentando un incremento en el número de casos de COVID-19, Trump aseguró que ha dado órdenes para que la reserva cuente con insumos suficientes para un período de tres meses de emergencia.

El presidente informó que, desde que el nuevo coronavirus llegó a territorio estadounidense, el Gobierno ha distribuido 1,75 millones de mascarillas N95, 3,4 millones de batas y 80 millones de guantes.

Trump calificó esta operación de distribución como “la mayor movilización de la sociedad estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial”.

México compra 211 respiradores estadounidensesLa operación es una transacción comercial entre el Gobierno mexicano y una empresa de material médico. El pasado 17 de abril, Trump ofreció a López Obrador ayudar para finalizar la compra de 1.000 respiradores antes de que acabara el mes.

Durante el evento, que tuvo un marcado carácter electoral y en el cual se pudieron escuchar las melodías que generalmente suenan en sus actos de campaña, el presidente afirmó que la Reserva Estratégica Nacional cuenta ahora con todos los respiradores que puede almacenar y que los estados tienen ya “más de lo que necesitan”.

“Estamos ayudando a otros países con respiradores, porque no pueden producirlos, son difíciles de hacer”, sostuvo.

Algunos países, como México, han confirmado la compra de este tipo de equipos a empresas estadounidenses, sin embargo, la Voz de América ha consultado en diversas ocasiones al Departamento de Estado si el país ha donado respiradores a otros países desde el comienzo de la pandemia y no ha obtenido respuesta.

Deja una respuesta