Operaciones de emergencia: Más trabajo y menos figureo

Por César Caamaño.

En el año 1996 asume la presidencia de la República el doctor Leonel Fernández, junto a él, un gran número de inexpertos en materia de Estado, acompañaron al presidente Fernández (igualito que ahora).

En el año 1998 llega el huracán George, nos golpea fuertemente, y debido a la misma inexperiencia de los funcionarios, pasan situaciones y todo se sale de control. A raíz de este huracán y todos los errores cometidos, debido a (recalco) inexperiencia y búsqueda de protagonismos de las instituciones del Estado, se crea el Centro de Operaciones de Emergencias (COE). Organismo que debe tener el mando, control y voz, en casos de emergencias, y de donde deben emanar las directrices a seguir, además de las recomendaciones al Poder Ejecutivo.

Hoy día, hemos visto la forma en la cual estamos retrocediendo en esta materia, después de haber avanzado años luz.

Ojalá, no paguemos los de a pies, los errores absurdos de dos o tres buscadores de sonidos y otros tantos que desconocen lo que es el Estado.

Veo con preocupación los anuncios de varias dependencias del Estado. Anunciar que están listos con sus planes de contingencias y que mantienen contacto con el COE para monitoreo de el paso de este huracán.

El verdadero plan de contingencia es poner todos sus técnicos, vehículos y recursos humanos al servicio del COE, para que éste pueda evacuar las ordenes, coordinaciones y planes operativos, de ser necesarios.

De igual forma, debe pasar con la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, que deben ponerse a la orden de esa institución y no estar preparando dispositivos sin ser aprobados o dirigidos por la misma.

¿Qué estamos viendo? De nuevo el individualismo, el protagonismo absurdo y las malas interpretaciones de usos de fondos públicos.

Luis Abinader debe retomar la razón de ser del COE, para lo que fue creado y sus funciones, por encima de las demás instituciones en momentos como este.

El COE es quien debe reunirse con el Ejecutivo, hacer las coordinaciones, explicar los planes preventivos, operativos y las contingencias.

Nadie más debe de hacerlo, nadie más.

Ministros, directores ejecutivos, jefes de Fuerzas, etc. deben ponerse a la disposición, a las órdenes y operar con instrucciones que emanen del COE.

Para eso se supone que hay un representante de cada institución en ese Centro de Operaciones de Emergencias, el cual depende única y exclusivamente, del Poder Ejecutivo.

¡Vamos! No demos pasos hacia atrás, no permitamos el retroceso.

Deja una respuesta