En Madrid no se celebrará la famosa Nochevieja en la Puerta del Sol

La pandemia del coronavirus ha suspendido este año una de las tradiciones más emblemáticas de España, la toma de las 12 uvas con las que prácticamente todo el país da paso el 31 de diciembre al Año Nuevo en la céntrica Puerta del Sol de Madrid.

La emblemática plaza se convierte cada año en el epicentro de la Nochevieja para todo el país. Miles de personas, de todas partes del mundo y de toda España abarrotan cada 31 de diciembre el lugar, para recibir el nuevo año comiendo uvas al ritmo de las doce campanadas que marca el reloj situado allí.

El Gobierno regional de Madrid anunció hoy que ese momento, seguido por miles de españoles desde sus casas por televisión, ha quedado prohibido para evitar los contagios de coronavirus.
La orden del Ejecutivo autonómico afecta a otras celebraciones de estos días y estará en vigor desde su publicación este sábado 5 de diciembre hasta el próximo 8 de enero.

Esta es una de las medidas adoptadas para esta Navidad, no sólo por los gobiernos regionales, también por el Ejecutivo español para todo el país.

Los españoles podrán moverse de una región a otra durante los días festivos de la Navidad para visitar a familiares o allegados, a pesar de que entre el 23 de diciembre y el 6 de enero el país estará cerrado perimetralmente para evitar desplazamientos de otro tipo y con ellos la propagación de los contagios.

Además, las cenas y comidas no deberán reunir a más de 10 personas, mientras que el toque de queda se extenderá en Nochebuena y Nochevieja hasta las 1.30 horas 

Deja una respuesta