La segunda fase de la desescalada de las medidas restrictivas adoptadas en el país por efecto de la pandemia

Mañana, si los datos que maneja el Ministerio de Salud sobre el comportamiento del coronavirus en los últimos 14 días lo favorecen, República Dominicana deberá pasar a la fase dos de la desescalada de las medidas restrictivas adoptadas para enfrentar la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19.

Ello implica la apertura de varios sectores económicos, como el comercio en las plazas, servicio de transporte colectivo privado y actividades religiosas los domingos. Todo bajo normas estrictas.

La constancia de casos positivos en el país, que este martes reportó 180 nuevos contagios y que desde el pasado 20 de mayo acumuló unos 4,275 casos (el 24% de los 17,752 registrados a la fecha), mantiene la interrogante de si era o no el momento oportuno para la reapertura.

Cuándo y cómo reabrir la economía de forma segura es una pregunta que se hacen algunos analistas del Banco Mundial, quienes advierten que no existe una respuesta fácil, pues los gobiernos tendrán que “ponderar los beneficios y pérdidas entre los impactos negativos impuestos por las restricciones estrictas a las actividades económicas y el exponer a sus poblaciones a un virus para el que no hay vacuna» ni «un tratamiento claro y capacidad limitada para probar, rastrear y atender”.

Sin embargo, los analistas del organismo internacional, Jeremy Veillard, Adalsteinn Brown y Santiago de la Cadena Becerra, plantean una especie de tablero que permite a los gobiernos seguir determinados indicadores o claves para una apertura segura.

El tablero propuesto se presenta a continuación:

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.