Peloteros que pasaron de la danza de los millones y fama a la bancarrota y desprestigio

Una carrera exitosa en Grandes Ligas proporciona a jugadores de béisbol fama, fortuna y prestigio en la sociedad, que le permite colarse en el mundo de la farándula, alta sociedad, política y hasta el sector empresarial.

Este es el motivo por el cual, a muy temprana edad, niños dominicanos son ingresados en academias de béisbol, a veces hasta dejan los estudios, porque con una firma como pelotero o ganando la loto, son las mejores vías para logar ser millonario de golpe.

Famosos peloteros dominicanos de MLB que ganaron fortuna, al jugar con varios equipos, hoy ya no son tan queridos y aclamados, pues el derroche de millones de dólares los han hecho transitar por los palacios judiciales, acarreando múltiples demandas y hasta enfrentar problemas de depresión.

Las principales razones por las que todo se derrumba, como castillo de naipes, son: inversiones incorrectas, divorcios, apuestas, parrandas, malos asesores y sobre todo “las chapiadoras”.

Los casos más sobresalientes son los de Miguel Tejada, Julio César Franco, Henry Rodríguez, Odalís Pérez, José Guillén.

MIGUEL TEJADA VE ESFUMAR 96 MILLONES DE DÓLARES. Los escándalos por problemas económicos acarrean al ganador del Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2002, quien ganó 96 millones de dólares jugando para los equipos: Oakland, Baltimore, San Francisco y Los Astros de Houston.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =