Águilas Cibaeñas cuentan con Yoanner Negrín para empatar Serie Final LIDOM

Las Águilas Cibaeñas saldrán a buscar el empate en la Serie Final LIDOM, luego de haber logrado su primera victoria durante el tercer partido disputado en contra de Gigantes del Cibao. Para el cuarto juego, los aguiluchos utilizarán a uno de sus mejores lanzadores de la temporada, el cubano Yoanner Negrín.

Negrín ha tenido un buen año de debut en la LIDOM junto a Águilas Cibaeñas. Durante la serie regular, tiró en siete encuentros, trabajando por 33 entradas y permitiendo doce carreras limpias, para una efectividad (ERA) de 3.27 y un récord de tres ganados e igual número de perdidos. Toleró 36 hits, ponchó a 30 contrincantes y otorgó nueve transferencias en su labor. Su promedio de bases por bolas e imparables por entrada lanzada (WHIP) fue de 1.36.

En la semifinal contra Toros de Este, también fue un lanzador efectivo, a pesar de perder un encuentro. Lanzó 10.2 entradas distribuidas en dos partidos en contra de los excampeones nacionales y del Caribe. Ponchó a once y otorgó seis bases por bolas. Terminó con una ERA de 2.53 al permitir tres carreras limpias.

Sin embargo, no todo ha sido buenas noticias para el lanzador derecho de las Águilas Cibaeñas. Una de sus peores salidas de todo el año fue precisamente en contra de sus rivales de esta noche, los Gigantes del Cibao.

En el único enfrentamiento de Negrín en contra de los Gigantes, este solamente pudo lanzar por 2.2 entradas en las que permitió cuatro carreras limpias y siete hits, para llevarse una derrota. Los Gigantes despedazaron por completo a un lanzador que hasta ese momento había sido uno de los más difíciles de enfrentar para los demás equipos de la liga.

Este escenario no se puede repetir si las Águilas quieren tener esperanzas de empatar la serie. Las ofensivas de los equipos son muy distintas, siendo la de los Gigantes la más productiva de todo el torneo, mientras que las Águilas aprovechan bien la presencia de corredores en las bases, pero se han mantenido haciéndolo en una forma inconsistente. Promediando poco más de tres carreras por encuentro (En 40 partidos disputados en el año para los amarillos), tendrán que volver a contener a la ofensiva de San Francisco de Macorís, en la misma forma en que lo hicieron en el tercer partido y esto inicia con Yoanner Negrín.

ESPN

Deja una respuesta