IDAC aclara dudas sobre dueño del avión que llevaba cocaína de RD a Bruselas

SANTO DOMINGO.-El Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) confirmó esta tarde que el avión en el cual fue transportado un alijo de 350 kilos de cocaína desde República Dominicana a Bruselas el pasado 15 de marzo es propiedad de la aerolínea Tui Fly.

Precisó que se trata de Boeing 787-800 perteneciente a la referida aerolínea belga que realizaba el vuelo regular TB178 desde Puerto Plata a Bruselas.

La droga oculta en varias maletas fue decomisada tan pronto la nave llegó al aeropuerto de Bruselas.

Hasta este jueves, las autoridades dominicanas no habían ofrecido detalles del caso.

Tras una serie de rumores en torno a qué empresa pertenece el avión donde se transportó el cargamento de cocaína, el IDAC aclaró a través de su cuenta de Instagram que «las líneas aéreas de República Dominicana no cuentan dentro de sus flotas de aviones Boeing 787-800, aeronave de pasajeros de gran tamaño y fuselaje ancho».

Dotación DNCD y CESAC bajo investigación.

El Día informó más temprano que la dotación de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (Cesac) en el aeropuerto de Puerto Plata, permanecian bajo investigación desde el pasado mes de marzo con relación a los 350 kilos de cocaína incautados en el aeropuerto de Bruselas, Bélgica.

Así lo reveló una fuente ligada a la investigación, quien precisó que la carga narcótica llegó al país Europeo dentro de ocho maletas a bordo de un vuelo comercial, justo antes de entrar en vigencia el estado de emergencia producto de la pandemia del Coronavirus.

Agregó que las investigación procuran determinar cómo llegaron las maletas hasta la aeronave, ya que las mismas no estaban registradas a nombre de los ocupantes de la aeronave, de la cual no se precisó detalles.

De igual forma permanecen bajo investigación personal de dicho aeropuerto. En tanto, la DNCD y el Cesac no han ofrecido información al respecto.

Deja una respuesta