Varios estados aliviarán medidas de cuarentena y reabrirán economía

En las últimas semanas, las protestas en Michigan, Oklahoma y otras ciudades han generado debates sobre si algunos estados con niveles bajos de contagio por el COVID-19 deberían levantar, al menos parcialmente, el cierre y cuarentena.

Los 50 estados tienen planes de reabrir en algún momento y la orden de quedarse en casa vence en muchos casos a finales de abril o mediados de mayo. No obstante, algunos ya han iniciado planes para poco a poco permitir a distintos negocios reabrir, siempre y cuando se mantengan algunas reglas de seguridad y el distanciamiento social.

El gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp, anunció que a partir del viernes algunos negocios podrían abrir. Se les permitirá a los salones de belleza, gimnasios y restaurantes funcionar, siempre que cumplan con los reglamentos que serán anunciados esta misma semana. Los demás, “medicamente frágiles” permanecerán cerrados hasta el 13 de mayo.

También el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, informó que las tiendas minoristas podrán funcionar mientras cumplan con medidas de distanciamiento social y números limitados de personas dentro de los establecimientos. En este caso, los negocios que implican un contacto directo entre humanos, como gimnasios y salones, continuarán cerrados.

Bill Lee, gobernador de Tennessee, dijo que no extendería el plazo de cuarentena más allá del 30 de abril, y que los negocios podrían abrir. Sin embargo, dijo que se aplicarían algunas restricciones, especialmente en ciudades con mayor población.

Asa Hutchinson gobernador de Arkansas, que no tiene orden de quedarse en casa, anunció un plan de recuperación económica y dijo que las medidas (las pocas que se han implementado) comenzarán a reducirse a partir del 4 de mayo.

Illinois, Indiana, Kentucky, Michigan, Minnesota, Ohio y Wisconsin están coordinando para determinar una fecha de reapertura. Lo mismo están haciendo Connecticut, Delaware, Massachussets, New York, New Jersey y Rodhe Island, mientras tanto se mantienen concentrados en continuar bajando el número de infectados y fallecidos.

En el caso de la Florida, ya se han comenzado pruebas de reapertura con algunas playas. El gobernador Ron DeSantis dio un plazo hasta el 24 de abril a un equipo de trabajo para crear un plan y reabrir el estado.

En los 50 estados las clases escolares y presenciales están suspendidas por el resto del año.

Qué dice la población al respecto

Casi un mes después de que se dictaran los cierres, la mayoría de los ciudadanos no quiere que se levanten las medidas. Muchos, consideran que es muy pronto. De igual forma los expertos de la medicina han expresado que, reabrir muy temprano podría ocasionar otra ola de contagio.

Deja una respuesta