Periodista Asela Maria Lamarche solicita al presidente Abinader que Ivermectina sea incluida en los protocolos del Ministerio de Salud

Santo Domingo.- La periodista Asela Maria Lamarche solicita formalmente al presidente Luis Abinader y al gobierno que la Ivermectina sea incluida en los protocolos del Ministerio de Salud.

La comunicadora le escribió una carta al presidente que ya circula por las redes, donde propone que sea repartido un kit anticovid con dosis esenciales de Ivermectina y vitaminas como se está haciendo en países como el salvador.

La veterana productora y asesora de medios clamo porque sea aprobado un estudio que tiene meses en el Conabio que preside la doctora aura celeste Fernández donde médicos en una clínica de Puerto Plata, el doctor Johnny Tavares y la doctora Yudelka Merette salvaron muchas vidas con el sólo uso de la Ivermectina.

Lamarche le expresó al presidente Abinader en su conmovedora misiva que no está opuesta a las vacunas, pero, que se asegure que se utilicen en los ciudadanos las que prueben ser más efectivas y con menos efectos secundarios.

Asela Maria Lamarche le propuso al presidente y al gobierno la utilización de la Ivermectina para frenar la escalada y cifras alarmantes del COVID en el país en los últimos días.

Aquí la misiva:

Santo Domingo, Distrito Nacional.

Domingo 10 de Enero del 2021.-

Su Excelencia

Señor Luis Abinader Corona.

Presidente De La República.

Su Excelencia

Señora Raquel Arbaje de Abinader.

Primera Dama De La República.

Su Excelencia

Señora

Raquel Peña.

Vicepresidenta De La República.

Señor

Plutarco Arias

Ministro de Salud.

Ciudadanos dominicanos y del mundo.-

Los saludo con especial afecto porque son ustedes gente de mi mas entrañable cariño, especialmente el presidente Luis Abinader y la Primera Dama Raquel Arbaje una pareja de la que doy fe y testimonio son personas de un inmenso corazón, buena, decente, educada, con verdaderos deseos de echar nuestra nación hacia adelante pero encontrando una situación caótica en el gobierno que no es tan fácil resolver.

Mucho menos controlar lo que hacen todos los empleados del tren gubernamental, militar y policial las 24 horas del día.

Y cada pifia que cometen algunos funcionarios. Por eso aprovecho para pedirle a la población un poco mas de paciencia. Y que les digamos a nuestras autoridades donde están los problemas y le demos un chance para ir corrigiendo, porque al final del día todos somos dominicanos y como una familia es hora de enfrentar la preocupante escalada de los casos de COVID en el país.

Vamos a proponer soluciones concretas a cada problema.

No es hora de odios, es hora de unión.

Y que todas las fuerzas vivas de la nación, nos unamos para enfrentar este terrible mal que ha enlutecido las familias dominicanas y del mundo.

Raquel Arbaje como ya he comentado en algunos escritos, la conozco desde niña, y se graduó conmigo en un colegio de monjas, el Apostolado, y al padre de Luis Abinader, José Rafael Abinader, en paz descanse y a su esposa dona Sula los conocí en mis inicios en el periodismo, y yo era y soy una hija de esa casa. Luis Abinader y Raquel Arbaje y toda su familia son la gente más cálida y sencilla que ustedes se puedan imaginar.

Entonces yo si puedo hablar con propiedad, porque yo si los conozco bien.

Pero mi gran afecto, por ellos, no me hace no ver los errores y problemas que existen en el país, que son palpables.

Yo los sufro día a día.

Porque mi pueblo está en mi corazón tan hondamente que me he echado sola esta cruzada con la Ivermectina para que todos se salven del COVID y también en el mundo entero, trabajo que ha supuesto un enorme reto y sacrificio para mi vida y salud ya que ni duermo, tratando de llevar este mensaje y salvar a la mayor cantidad de gente.

Les hablo y escribo día y noche al presidente y a la primera dama, diciéndoles todos los problemas y denuncias que a nivel nacional e internacional veo y recibo a diario.

Y en privado les doy mis recomendaciones y opiniones.

Y sé que mucho de lo que les digo, ellos lo han tomado en cuenta y se han ido solucionando muchos problemas. Incluyendo temas con la clase periodística que es la mía.

Y como quiera yo misma me he llevado y me llevo muchos disgustos a diario cuando veo a mi pueblo sufrir y cuando veo lo que hacen algunos funcionarios que no deben estar en el estado. Y no estarán.

Porque el presidente Abinader ha dicho bien claro que tiene “amigos no cómplices”.

En este punto y debido a la pandemia del coronavirus y como ha avanzado de manera alarmante, le quiero pedir formalmente al Presidente Abinader que se apruebe de emergencia el protocolo que el Conabio presidido por la Dra. Aura Celeste Fernández, esposa de mi amigo el doctor Guillermo Moreno, tiene hace meses en sus manos con un estudio, hecho por esos héroes médicos de Puerto Plata el doctor Johnny Tavares y su esposa la doctora Yudelka Merette, con todos los requerimientos debidos, donde se demuestra que la Ivermectina es lo más eficaz, asequible, económico, y con menos efectos secundarios, para usarlo de manera preventiva y también para curar el coronavirus de manera contundente.

Ese estudio demuestra con pruebas irrefutables los cientos que ahora ya son miles de casos que de manera valiente, estos médicos que son verdaderos héroes, quienes basados en un estudio de Australia que descubrió que el COVID-19 en el laboratorio en 24 horas moría con la Ivermectina.

Estos médicos nuestros al ver a nuestra gente morir de manera tan devastadora se atrevieron a usar la Ivermectina en pacientes críticos salvándolos y haciendo historia, y yo al ver esto me di cuenta que ellos tenían razón. Desde que empezó la pandemia he estudiado y analizado, la Ivermectina de todas las formas y el tiempo les ha dado la razón a esos médicos y a mí, por creer en ellos, enfrentando de todo inclusive gente que no deben llamarse médicos que quisieron asustarme a mí y a la población con la Ivermectina y desmeritarla siendo un medicamento tan noble, cuyos descubridores Satoshi Omura y William Campbell, ganaron hasta un premio Nobel de medicina.

Pero yo los enfrente y tuvieron que callarse.

No pudieron amilanarme.

Porque yo no le tengo miedo a nadie ni le sirvo a ningunos intereses que no sea a los del pueblo.

Me debo a mi gente.

A cada dominicano y dominicana que cree en mí.

Y a cada ciudadano del mundo que sigue y cree en nuestro trabajo.

Y a Dios por encima de todas las cosas.

Y no les voy a fallar.

La Ivermectina es un medicamento que no tiene patente, que cualquiera puede fabricarlo, hay que incentivar a nuestra industria farmacéutica a fabricarlo masivamente, presidente.

La Ivermectina ha sido usada hasta para el ébola, el dengue, el SIDA, la malaria, con resultados prometedores.

Y ahora para el COVID con evidencias contundentes tanto para su cura como prevención.

Esos médicos que se oponen a ella en su mayoría responden a intereses económicos y agendas ocultas que ya sabemos cuáles son.

No estoy opuesta a las vacunas, pero quiero para nosotros y para el mundo vacunas que nos garanticen que no dañarán a nadie y que si se demuestra que los efectos secundarios son en verdad mortales, se que usted presidente, es el primero que las va a devolver.

No es verdad que usted permitirá nada que le afecte a nuestros ciudadanos de esa manera.

Conozco su corazón y el de Raquel, mi Raquelita, su esposa, que es un ángel.

Entonces lo que tenemos que hacer es monitorear muy de cerca las vacunas y las que mejor resultado den utilizarlas, pero ahora mismo tambien empezar a utilizar de manera masiva y en toda la población la Ivermectina, y que Salud Publica la incluya en sus protocolos.

Y empezar, como en el Salvador, a repartirle a la gente un kit anticovid pero a diferencia de ellos vamos a poner en el kit solo Ivermectina en las dosis elementales, y vitamina C, D y Zinc y acetaminofén junto con un folleto instructivo y una campana en los medios y redes explicándoles como utilizarlo.

Y si sienten fiebre u otro malestar mas adverso deberán acudir al médico para que les hagan las pruebas de COVID y les pongan los antibióticos que cada persona tolere con los menos efectos secundarios y ser monitoreados estrechamente.

Así, se minimizaran los riesgos.

Si damos las dosis de Ivermectina básicas en ese kit estoy segura que lograremos frenar la pandemia y bajar la mortalidad.

Como quiera gracias a Dios y a que no desmayamos con esta campana en las redes ya la población sabe lo que es la Ivermectina y la están usando y se están salvando no sólo aquí sino en el mundo entero.

Luisito, eres más que el Presidente de la República, para mí.

Y para mucha gente. Aposte y apuesto a ti.

Y a Raquelita.

No me daré por vencida ni con la Ivermectina ni con ustedes.

Los quiero.

Cuando nadie creía…

Yo creí…

Ivermectina: la verdadera cura para el coronavirus.

Asela Maria Lamarche.

Deja una respuesta