La periodista Asela María Lamarche lanza una guía de sobrevivencia para enfrentar el coronavirus y de cómo debe tomarse la Ivermectina en estos momentos letales de la pandemia

Por: Asela María Lamarche.

Queridos ciudadanos de nuestro país y del mundo:

Viendo con mucha preocupación el avance letal del coronavirus y que mucha gente aún no está adecuadamente orientada de cómo debe cuidarse y enfrentar esta pandemia, y también de cómo debe tomar la ivermectina, vamos a darles nuestras recomendaciones al respecto, al país y al mundo. Tras meses de estudio y análisis hemos entrevistado a los médicos con más experiencia del país y del mundo en COVID-19.

Y hemos llegado a las siguientes conclusiones y actualizaciones para que el país y el mundo puedan hacerle frente a esta catástrofe mundial. La información la estamos adecuando al momento que se está viviendo, con la cepa más mortal del virus circulando. Cada día dedicamos largas horas, apenas durmiendo, para poder actualizar, revisar, y mejorar la información para salvar la mayor cantidad de vidas posibles. Y estas son nuestras conclusiones sobre la Ivermectina, más recientes y otras medidas que deben tomar nuestros ciudadanos y en el mundo entero.

La dosis de ataque inicial de manera preventiva, que debe tomarse cualquier ciudadano no importa peso o condición médica que padezca salvo embarazadas y gente con daño hepático muy avanzado y condiciones muy críticas que solo su médico de cabecera podrá autorizar y ajustar dosis sobre la Ivermectina es la siguiente: Dos pastillas de Ivermectina de 6 miligramos por tres días.

Y luego cada 21 días, una dosis de mantenimiento, de acuerdo al peso.

Hasta 180 libras las personas pueden tomar cada 21 días 2 Ivermectina de 6 mg juntas.

Si pasan de 180 libras, pueden tomar 3 pastillas de Ivermectina de 6 mg. Se la pueden tomar dos en la mañana y una en la noche lo importante es que dentro de las 24 horas tomen la dosis de mantenimiento.

Y si tienen más de 270 libras les toca 4 pastillas de Ivermectina de 6 mg, la pueden tomar dos cada doce horas ese día.

Este es un protocolo que están usando los médicos en general para ellos mismos por el alto riesgo que tienen de contagio.

Todas las personas que están en la calle o en un riesgo alto es la recomendación de lo que deben tomar.

Ahora bien personas que no estén en tan alto riesgo pueden espaciar la toma del medicamento cada dos o tres meses pero viendo el brote cómo va, es recomendable que todo el que está expuesto saliendo a la calle a diario la tome cada 21 días. Por lo menos durante estos meses que la pandemia, tiene su pico más alto.

Hay quienes pueden tomarla mensual. Pero el protocolo correcto es cada 21 días. Dicho por los expertos.

Pero ojo tomar Ivermectina no es creer que están libres de que les de la enfermedad.

Para los niños deben hablar con el pediatra y dársela en gotas. El les dará la dosificación y las pautas de cómo dárselas de forma preventiva.

A las mascotas deben hablar con su veterinario pues a ellos hay que darle Ivermectina animal, que viene en una presentación aparte para ellos, pues todas las mascotas les pueden transmitir el covid también a ustedes, Dios no lo quiera.

Y mucha gente se está infectando por COVID por sus mascotas y no se dan cuenta!

Deben usar mascarillas dobles, como recomendó el eminente médico, doctor José Joaquín Puello. Y protegerse por completo de pies a cabeza y andar con su alcohol en spray, y manitas limpias siempre. Y lavarse mucho las manos y saberse quitar las ropas de protección para no infectarse. No tocarse la cara y los ojos. Y NO usar mascarillas de tela ni lavarlas. ¡Ni rehusarlas!

Y NO salgan. ¡Sólo a lo indispensable, ni tengan contacto ni con sus vecinos y familiares mientras la pandemia este así!

¡Por favor, entiendan esto de una vez y por todas!

¡Este virus mata!

¡Y es letal!

Olvídense de las teorías conspirativas, la realidad es que la cepa más peligrosa del covid está circulando y para sobrevivir está es la mejor forma. Ya en el tiempo a lo mejor lograremos descubrir cómo se produjo. Pero mientras tanto a cuidarse como Dios manda! Para que luego no estén dando gritos lamentando estar enfermos entubados en una cama de hospital solos, ¡O con un familiar querido en esas condiciones! Las pruebas de PCR de saliva, las rápida ninguna están funcionando adecuadamente, traten a todo el mundo como si fuera positivo.

Estos meses y este año es el más duro y difícil, deben tomar la Ivermectina como si fuera una vacunación, es la solución, pero ojo no pueden medicarse de más con ella porque pueden alterar la función del hígado. Cuando la tomen, beban un medicamento llamado Meneparol simple que viene en unas botellitas bebibles que es un protector hepático, por lo menos una caja completa y una por día hasta terminar la caja. No porque la Ivermectina dañe el hígado porque bien usada la Ivermectina tiene una tolerancia excelente.

Pero el Meneparol es un protector hepático maravilloso que los protegerá más aún. Lo venden en las farmacias y es asequible. Para que tengan una idea el Doctor Johnny Tavares reconocido neumólogo de Puerto Plata del grupo Rescue y su esposa la reputada intensivista la Doctora Yudelka Merete han atendido más de 10 mil pacientes de coronavirus y de todos esos pacientes solo vieron una paciente con un caso de alergia que no se le pudo atribuir a la Ivermectina pues tomaba otros medicamentos y otra con una leve diarrea.

Pero reiteramos las personas y muchos médicos están sobremedicando a los pacientes.

Hay pacientes tomando hasta 10 pastillas diarias de Ivermectina por siete días. ¡Eso es un abuso! Cualquier medicamento que usted se tome de esa manera tan abusiva claro que le va a producir efectos secundarios y dañar sus órganos.

La Azitromicina es un antibiótico no se toma de manera preventiva. Sólo se debe tomar si tiene fiebre y tiene ya el COVID en su organismo, Dios no lo quiera.

La Azitromicina puede alterar el intervalo Q de su corazón, se debe usar sólo si ha desarrollado una neumonía, bronquitis, etc., como consecuencia del COVID.

La Ivermectina lo que hace es bajar la carga viral del COVID-19 y si no le ha dado, prevenir que no le dé tan fuerte.

Este protocolo de 21 días de Ivermectina de forma preventiva, es lo que está funcionando ahora mismo a nivel mundial.

Al estar la pandemia avanzando de esta manera, y en estos meses de alto contagio nosotros tras entrevistar los más expertos médicos del país y del mundo, hemos llegado a la conclusión que esa es la mejor forma de tomar la Ivermectina mientras llegan las vacunas, que demuestren que no tienen graves efectos secundarios.

Es decir, no estamos opuestos a las vacunas, pero entendemos que en el caso nuestro vamos a esperar después que lleguen al país, vamos a estar si Dios lo permite en un periodo de observación para ver cuáles son las reales reacciones de las mismas. Y luego analizar, investigar, cuáles son las mejores para que la gente pueda usarlas, sin mayor peligro. Y combinar la Ivermectina con las vacunas más efectivas, está es la solución para la pandemia.

Mientras tanto todo el mundo a tomar Ivermectina de manera preventiva.  Y siempre deben asesorarse con sus médicos de confianza. Es lo correcto, nosotros recomendamos lo que los médicos con más experiencia en COVID,  nos aconsejan, pero no somos responsables en modo alguno, de automedicaciones incorrectas, y de que las personas crean que la Ivermectina se puede tomar a lo loco, o que salgan sin mascarilla, ni crean que la Ivermectina les da una patente de corso para hacer de todo, sin protección.

El coronavirus nos ha enseñado muchas cosas entre ellas que con este virus no hay nada seguro, por lo que tienen que aprender a cuidarse, e investigar, leer, y actualizarse día por día que funciona y que no.

Pues hay pacientes que aún tomando Ivermectina y más si la toman de manera incorrecta por ejemplo no la toman cada 21 días, que desarrollan COVID. Entonces salen algunos médicos a decir, que la Ivermectina no funciona, NO. ¡Es que el paciente no la tomó de forma correcta, cada 21 días! Hay pacientes, en que aún tomando Ivermectina de forma correcta, desarrollan COVID pero en la generalidad de los casos si lo desarrollan, les da de forma muy leve. Pero repito, ¡con el COVID no hay nada seguro! Uno hace el esfuerzo pero cada paciente es un mundo. Lo que debemos hacer todos, es prevenir y cuidarnos adecuadamente. Y mantenernos actualizados e investigar y leer. 

Tomar un gramo de vitamina C diario es excelente. Y mantenernos hidratados, coger sol, en horas adecuadas para tener la cantidad de vitamina D en nuestro organismo es ideal o tomarse un suplemento a dosis adecuada de esta vitamina los que no puedan coger sol y zinc, y alimentarnos lo mejor posible.

Ponerse solución salina en la nariz como el Fisionasal de Laboratorios Doctor Collado, dos gotas en cada fosa nasal, si ha estado en un sitio de riesgo, cada 8 horas ese día, y hacer gárgaras con miel procesada y limón es una excelente idea.

Hacer por lo menos tres veces a la semana sopas variadas, de pecho de almendra, de pollo, de huesos, de vegetales, es otra excelente idea.

El té verde, por igual, pero sin hierbas extrañas, y menos el jengibre y la canela que pueden darle taquicardia a la persona. La cúrcuma le puede dañar el hígado.

La miel tomada una cucharada con limón diario es el mejor antibiótico. Ojo con la miel, las que no son procesadas y las llamadas artesanales les puede dar una reacción alérgica.      Especialmente en niños. Usen la miel Cohen es para mí la mejor. Nunca nos ha dado problemas. Les estoy recomendando lo que hemos observado de acuerdo a nuestra propia experiencia que es lo mejor. Para que luego ustedes puedan tomar las mejores decisiones para su salud. Pero luego de estar debidamente informados,  y orientados. ¡Que eso es lo que nosotros estamos haciendo, orientando a la gente desde que empezó la pandemia, para salvar a la gente!

Nosotros seguiremos actualizando las informaciones, siempre con el mayor deseo de salvar vidas. Es nuestra única intención. Pelear por la vida de nuestra nación y el mundo.  Que Dios me de las fuerzas para continuar esta tarea, que lo he asumido como un sacerdocio por y para la gente, y que Dios los bendiga a todos y los proteja del coronavirus y de todo mal siempre.

Los quiero.

Siempre de ustedes,

Asela María Lamarche, periodista de profesión, pero Humanista de corazón.

Deja una respuesta