El incendio en Duquesa ha sido “totalmente” extinguido dice el Alcalde

SANTO DOMINGO (EFE).- El alcalde de Santo Domingo Norte, Carlos Guzmán, aseguró este lunes que el incendio en el vertedero de Duquesa, que durante casi un mes afectó al Gran Santo Domingo, ha quedado “totalmente” extinguido, y que se dispondrá de un relleno sanitario “moderno” y la instalación de cámaras de vigilancia.

Guzmán agradeció, en nota de prensa, la “constante” colaboración del presidente Danilo Medina, del Ministerio de Obras Públicas, Ramón Pepín, y de los cuerpos de bomberos de otras 15 alcaldías del país que se sumaron a las intensas jornadas de 24 horas diarias, hasta dejar sofocado por completo el fuego.

“Debo agradecer la colaboración y la preocupación permanente del presidente Danilo Medina para que el fuego fuera sofocado, ya que en todo momento se mostró preocupado por la salud de la gente y no escatimó esfuerzos en la colaboración para ayudarnos a enfrentar la difícil situación”, precisó Guzmán.

Aseguró que no resultó fácil sofocar el incendio, ya que abarcó los cuatro costados del vertedero, “una situación que nunca antes había ocurrido”, por lo que agradeció a Dios porque hoy se le puede decir a la población que todo está bajo control.

El ministro Pepín, por otra parte, aseguró que el fuego fue sofocado hace días, pero que persistía la humareda por la cantidad de neumáticos y materiales inflamables que hay entre la basura vertida en ese depósito.

Pepín hizo un llamado a las personas del entorno del vertedero que queman neumáticos para extraer metales, a que no realicen esa actividad que afecta a las comunidades cercanas y al medio ambiente, ya que produce una humareda que se expande por toda la zona.

El trabajo realizado conllevó la construcción de más de 2,000 metros de caminos a lo interno del vertedero, y fueron esparcidos más de 430,000 metros de caliche y arcilla sobre los desechos sólidos, lo que permitió que el vertido de las alcaldías del Gran Santo Domingo no se viera afectado durante los 27 días que duró el incendio y la humareda.

A partir de ahora la zona del vertedero será vigilada con personal y drones para evitar que ocurran incidentes, mientras que se construirá una planta de tratamiento de lixiviado y dos celdas con alcantarillas para la captación del líquido que emana de los desechos, con lo que se pretende extender la vida útil del relleno.

Deja una respuesta