CIENTÍFICOS ARGENTINOS DAN LA RAZÓN A CAMPAÑA DE LA PERIODISTA ASELA MARÍA LAMARCHE Y MÉDICOS DOMINICANOS SOBRE LA CONVENIENCIA DEL USO DE IVERMECTINA PARA TRATAR COVID-19

La periodista Asela María Lamarche no ha parado su intensa campaña en las redes sociales pro uso del medicamento Ivermectina para el tratamiento contra el Covid-19.
A su campaña unió de forma permanente el destacado productor de televisión Ángel Puello, presidente de la Fundación Todo es Posible y de la Corporación de Medios Digitales que maneja en el país cientos de medios digitales.
Asimismo, se han sumado otros comunicadores y profesionales, quienes han dicho sí a la campaña responsable de salvar la vida de miles de dominicanos, gracias a un medicamento a precios cómodos para la población de escasos recursos.

Lo interesante de la campaña pro uso de la Ivermectina en República Dominicana es que la iniciativa de la veterana periodista Asela María Lamarche demuestra que las redes sociales se pueden usar de manera positiva para concientizar y salvar vidas.


La misma campaña la han implementado médicos del país, que son héroes, y han comprobado en las clínicas y hospitales donde laboran que es real el poder que tiene la Ivermectina para los tratamientos contra el Covid-19. Por ejemplo, los doctores Johnny Tavarez Capellán, Yudelka Merette, Natalia García, César Gamier, entre muchos.
Ahora, en Argentina, le dan la razón a la campaña implementada en República Dominicana ya que un grupo de científicos argentinos presentó los resultados de un estudio que “determina claramente” la capacidad del fármaco Ivermectina para reducir la carga viral de la COVID-19, lo que permite al sistema inmune “tener mejores ventajas para pelear contra el virus”.

“Lo que buscamos es en la etapa temprana una herramienta para bajar la carga viral y que le dé sustento a la respuesta inmune del individuo para que se pueda defender”, precisó el director del Centro de Investigaciones Veterinarias de Tandil, Carlos Lanusse.

Este estudio se trata de una “prueba de concepto” sobre una muestra de 45 pacientes hospitalizados en estado leve o moderado dentro de los 5 primeros días de la enfermedad -de los cuales 30 recibieron el medicamento y 15 actuaron como grupo control-, y sirve como precedente para futuros estudios con hipótesis clínicas sobre una muestra mucho mayor.

Deja una respuesta