Con una oposición más reacia que nunca diputados conocen hoy estado de emergencia

Si bien la nueva solicitud de extensión del estado de emergencia del Poder Ejecutivo pasó exitosamente en el Senado, su sanción en la Cámara de Diputados (pautada para este miércoles) no será fácil. Posturas evidenciadas este martes vaticinan que, en este hemiciclo, posiblemente, el quinto pedido del presidente de la República no pase, al no contar con el voto favorable de la oposición.

El nuevo estado de excepción solicitado por el mandatario Danilo Medina es de 17 días, tiempo que organizaciones opositoras consideran que no es necesario para combatir el COVID-19, debido a que el gobierno prácticamente “abrió en su totalidad el país” y solo se aplica el toque de queda “a conveniencia del candidato oficial, Gonzalo Castillo”. Se refieren a la “desescalada económica” que aplican las autoridades en cuatro fases.

El último estado de emergencia aprobado al Ejecutivo, el cual vence este 14 de junio, fue muy accidentado en la Cámara Baja, donde se produjeron fuertes enfrentamientos verbales y hasta físicos. En la ocasión, la oposición advirtió que sería el último que contaría con su voto favorable. Fue de 12 días.

La modificación de los 25 días a 12 días fue incoada por el vocero de los diputados oficialistas, Gustavo Sánchez, quien planteó que la propuesta hecha durante un tiempo intermedio que solicitó la oposición para deliberar al respeto, fue acogida por todas las bancadas.

Sánchez indicó que la propuesta fue aceptada por la oposición con el fin para salir del trance vivido en esta sesión, matizada por largas discusiones.

De su parte, Alfredo Pacheco, vocero de la bancada de diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM) planteó que aunque no de buenas ganas, iban a aceptar los 12 días. “Hemos recibido llamadas de distintos sectores, y en comunicación de nuestros partidos, y la verdad es que esta situación pudimos haberla afrontado de manera diferente”, agregó Pacheco.

En ese mismo escenario, previamente, el diputado sostuvo una discusión acalorada con el presidente de la Cámara de Diputados, Radhamés Camacho.

La discusión se generó luego de que el diputado reformista Máximo Castro Silverio pidió un receso por 15 minutos para analizar y consensuar el voto a dicha prórroga.

Asimismo, Henry Merán, vocero de la opositora organización Fuerza del Pueblo, argumentó que este tranque político legislativo vivido en el día de hoy es incoherente.

Consideró la incoherencia por entender que por un lado se abra la economía y por otro lado se conozca una cuarta extensión del estado de emergencia nacional. “Hoy llegamos a un acuerdo… la próxima vez no hay forma de llegarlo, no lo vamos a aceptar, porque no habrá próxima”, advirtió el legislador opositor.

En ese sentido, Máximo Castro, vocero del PRSC, felicitó al liderazgo político por concertar y evitar el enfrentamiento. “La Cámara de Diputados, por segunda vez manda un mensaje sobre la responsabilidad que tenemos”, dijo.

En esa misma sesión, la Cámara de Diputados aceptó conocer el proyecto que busca entregar el 30% de los fondos de los trabajadores acumulados en las Administradoras de Fondos de Pensiones.

La propuesta de incluir la pieza en agenda la hizo el diputado reformista Pedro Botello y respaldada por José Fabián.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.