Dianabell Gómez es una víctima más de una sociedad que ensalza los glúteos y senos de plástico, y donde tú vales lo que cuesta el último vehículo de lujo o la mansión donde vives

 Y lo peor de todo es que ahora un fantasmoso como Franklin Mirabal queda como víctima, cuando la verdadera víctima es ella.

Por: Asela María Lamarche.

Yo quiero hablar hoy con las jóvenes de mi país y del mundo.
Yo quiero que vean bien este video.
Diannabel Gómez.
Joven, bella, tenía todo un futuro por delante.
Hoy sale esposada frente a las cámaras.
Miren bien esta escena.
Ustedes, las que creen que se están llevando el mundo por delante.
Las que se hacen cirugías, exponiendo su vida en el quirófano, para conquistar capos, para luego terminar en la cárcel.
Miren bien les repito esta escena.
A las que creen que el dinero fácil es la salida.
A las que creen que no serán descubiertas.
Esta escena me da mucha pena.
Muchísima.
Lo peor es que ahora un fantasmoso como Franklin Mirabal, ahora queda como » víctima » y el no es la víctima.
La víctima es Dianabell por llevarse de una sociedad corrompida que ensalza estereotipos de glúteos y senos de plástico y donde tú vales lo que cuesta tu último vehículo de lujo o la mansión en que vives.
No importa de dónde salió ese dinero.
No importa si la sangre corrió para ese negocio.
Nada importa.
Somos la sociedad de los crímenes olvidados donde la justicia apenas comienza a despertar.
Somos la sociedad del espanto y del asombro, donde un escándalo nuevo hace olvidar el otro.
En donde el apresamiento de una joven como Dianabell Gómez » se vuelve tendencia «.
Ella ahora debe estar pensando muy bien lo que hizo.
Culpable o no, ya su vida quedará marcada para siempre.
Estigmatizada, en un país como este, donde no perdonan un error como éste, sin embargo celebran mientras están arriba, y los dejan solos cuando caen abajo.
Mírense en ese espejo las Dianabell que me leen hoy, para que no terminen así mañana.
Que Dios ampare a esta muchacha y logré sacarla del laberinto donde está metida y que logré reivindicarse, para la tranquilidad de su familia y gente que la quiere, que debe estar sufriendo mucho viéndola detenida.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 6 =