Aquí estoy yo de pie aplaudiéndolos a ustedes hasta que me duelan las manos… Con el alma y con el corazón

Por: Asela María Lamarche.

Doctora Any Vicioso.
Aunque no la conozco.
En que compromiso más bello me ha puesto.
Usted y mis seguidores me conmueven hasta las lágrimas.
Que usted me diga que está aplaudiendo mi artículo de pie hasta que le duelan las manos, es uno de los comentarios y frases más hermosos que he recibido en toda mi carrera periodística y como escritora.
Amo leer todo lo que me escriben.
Los leo con detenimiento.
Con atención.
Acojo sus sugerencias y observaciones.
De la gente buena.
De la gente sana.
Que quiere lo mejor para mí.
Para todos.
Y para nuestro país.
Gracias del alma por tanto.
Aquí soy yo la que está de pie aplaudiéndola con las manos hasta que me duelan también y con el corazón jubiloso lleno de tanto amor y entusiasmo por una ciudadanía que tendrá en mi siempre su mejor defensora y aliada.
Prometo no defraudarla nunca a usted y a todos los que han puesto en mi su fe y su esperanza, de que poco a poco y todos aportando un granito de arena podemos cambiar el rumbo de este país y hacer que la gente mejore sus sentimientos y su conducta.
Yo, aquí, de pie.
Aplaudo con mi alma y mi corazón por usted mi doctora y por todos.
Por mi nación.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =