Internacional

Los astronautas de la misión Artemis II de la NASA han sido rescatados del océano Pacífico

Existen miles de misiones realizadas por la NASA a lo largo de toda su historia, pero una de las más esperadas tiene que ver con la luna y con el programa Artemis. El ser humano quiere volver a pisar el satélite de la Tierra y su mejor oportunidad reside en un programa que ya avanza, poco a poco, en su cometido final: que una mujer y una persona negra lleguen a pisar la superficie lunar. Y ahora una nueva prueba quiere preparar la segunda parte del programa.

NASA

El controlado rescate de los astronautas de la misión Artemis II

Tal y como ha mostrado la NASA en la publicación que te dejamos bajo estas líneas, los astronautas Reid Wiseman, Victor Glover, Christina Koch y Jeremy Hansen, junto con diferentes equipos de la agencia espacial, han realizado un complejo ensayo para emular el momento del regreso de la tripulación de las futuras misiones Artemis a la Tierra.

La NASA utilizará la ayuda proporcionada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, siendo el Programa de Sistemas Terrestres de Exploración el encargado de rescatar a los astronautas que flotarán en el océano Pacífico y llevarlos al barco que los devolverá a tierra firme.

La cápsula Orion será la vía de entrada de la tripulación al planeta, y después de que despliegue sus paracaídas, que permitirán reducir la velocidad de descenso de 40.000 km/h a 480 km/h, hará contacto con la superficie marina, ubicada a 100 kilómetros de la costa de California a unos 30 km/h.

El equipo Sasquatch, perteneciente al Johnson Space Center, será el encargado, mientras tanto, de recuperar los restos de la aeronave para que los equipos de helicópteros y lanchas de salvamentos puedan realizar su trabajo con mayor facilidad. El siguiente paso será aproximarse a la cápsula y desplegar un collar hinchable a su alrededor y una balsa conocida como ‘porche delantero’.

La lancha se ubicará, posteriormente, a uno 90 metros de la cápsula y será entonces cuando los astronautas, uno por uno, vayan siendo elevados a los dos helicópteros de rescate, que los llevarán al barco. Dentro del mismo, pasarán un chequeo médico y volarán de nuevo a la costa, para tomar rumbo al Johnson Space Center.

Por su parte, la cápsula Orion será remolcada al propio barco y acabará por ser introducida en uno de los hangares. Ya con la cápsula a salvo, el barco tomará rumbo a la base naval de San Diego, dando por finalizado un rescate que, dentro de algunos años, podrían significar el regreso de la primera tripulación en pisar la Luna en décadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *