El primer cardenal estadounidense negro, a punto de hacer historia

El arzobispo de Washington, Wilton Gregory, está a punto de hacer historia: el sábado se convertirá en el primer cardenal estadounidense negro. Hasta entonces, acumula las entrevistas como si se tratara de una estrella de Hollywood.

El prelado de 72 años, que se encuentra actualmente en cuarentena en Roma, no parece nervioso en vísperas de la gran ceremonia, mientras habla por videoconferencia sobre la “importante elección” que ha hecho el papa Francisco al mostrar “su apoyo a la comunidad afroestadounidense”.

“Sólo soy una persona, pero en este momento soy un individuo símbolo”, asegura a la AFP este hombre oriundo de Chicago, con un gran sonrisa.

Recuerda, sin embargo, que el padre Augustus Tolton, nacido en Misuri de padres esclavos en el siglo XIX y primer sacerdote afroestadounidense (ordenado en Roma porque era rechazado por los seminarios de su país), podría ser beatificado.

En junio, el primer arzobispo negro de Washington, desde hace 18 meses, no dudó en criticar el intento del presidente estadounidense de “intimidar” a la multitud a través de la religión. Donald Trump acababa de posar con una Biblia en la mano delante de una iglesia al lado de la Casa Blanca, al día siguiente de la dispersión brutal de manifestantes antirracistas.

El prelado es también conocido por defender la “tolerancia cero” contra los abusos sexuales en el clero, especialmente cuando fue presidente de la Conferencia Episcopal estadounidense a principios de los años 2000. 

En este contexto de escándalos que golpean la Iglesia, la Santa Sede acaba de publicar un informe demoledor sobre el influyente excardenal Theodore McCarrick, exarzobispo de Washington expulsado del sacerdocio en 2019, tras haber sido declarado culpable de abusos sexuales a menores y adultos.

“Un informe triste, pero importante para el futuro” con miras a revisar el proceso de selección de los obispos, comenta Wilton Gregory.

Otrora llamados los “príncipes de la Iglesia”, el sábado serán 13 los nuevos cardenales escogidos por el papa Francisco.

Deja una respuesta