Internacional

Abogados piden honorarios por USD 6.000 millones tras fallo a favor de Musk en EEUU

Los abogados de un accionista de la fabricante de autos eléctricos Tesla que ayudaron a anular el enorme paquete de compensación reclamado a Elon Musk en 2018 solicitaron a un tribunal del estado de Delaware casi 6.000 millones de dólares en honorarios legales.

En una solicitud presentada el viernes ante el Tribunal de Cancillería de Delaware, una de las tres cortes constitucionales de ese estado del este de Estados Unidos, las tres firmas legales reconocieron el alto monto sin precedentes de los honorarios que solicitan, pero argumentaron que haber ganado el caso en enero proporcionó “enormes beneficios” al magnate dueño de Tesla.

“El tamaño de la indemnización solicitada es grande porque el valor del beneficio para Tesla que logró el abogado del demandante fue enorme”, fundamentaron las firmas en los documentos a los que tuvo acceso AFP.

En enero, ese tribunal aprobó la anulación del acuerdo de compensación de 2018 de Musk por valor de 55.800 millones de dólares.

La corte falló entonces a favor del accionista de Tesla Richard Tornetta, quien solicitaba la anulación de un plan de remuneración a Musk acordado en 2018 y consideró que al magnate sudafricano se le pagó en exceso.

Las empresas solicitaron al tribunal el reembolso de los costes incurridos, que estiman en 1,12 millones de dólares, así como de 29,4 millones de acciones de Tesla, que el viernes cotizaban a 202,64 dólares por acción al cierre bursátil en Wall Street.

En un reclamo inusual, esas firmas quieren que la cantidad total, 5.960 millones de dólares al precio actual -valían 5.600 millones a la fecha de la decisión del tribunal, en enero-, sean pagas con acciones de Tesla.

Esto representaría un poco menos del 1% del capital total de la automotriz, pero colocaría a las empresas, en conjunto, entre los 10 mayores accionistas de Tesla.

Contactados por la AFP, ni los bufetes de abogados ni Tesla respondieron de inmediato para hacer comentarios.

Disconforme con la justicia de Delaware, de donde mudó recientemente hacia Texas la sede de la aeroespacial SpaceX, otra de sus grandes empresas, Musk mantiene una cruzada contra lo que considera un refugio de ortodoxos legales que traban sus proyectos empresariales y decisiones estratégicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *