Vendedores de cerdo en puya reportan bajas considerables en las ventas

La pandemia del coronavirus ha venido a afectar la cotidianidad, tradiciones y costumbres de las personas y la venta de puerco en puya no ha sido la excepción, pues este año, los vendedores reportan bajas importantes en sus ventas.

El panorama respecto a la venta de puerco en puya, uno de los principales platos en la mesa de los dominicanos el día de Nochebuena, es totalmente distinto a años anteriores.

Y es que la prohibición de reuniones, la limitación de horario para el comercio y la crisis económica generada por el coronavirus, ha mermado la venta de cerdo, uno de los negocios más rentables en la víspera de Nochebuena y Año Nuevo.

Al igual que Ramón Linares, José Polanco, Felix Marte y otros vendedores, con décadas en el negocio, solo prepararon la mitad de la cantidad puerco en relación al año pasado, pues al evaluar la situación de crisis que atraviesa el país, intuyeron que la venta no sería igual.

Sin embargo, hay quienes, como José Carbajal y Francisco de la Cruz, han corrido con mejor suerte. Sus ventas, aunque reconocen que han sido inferiores al año pasado, han sido mejor de lo esperado.

Y aunque la libra de puerco en puya este año se cotiza entre los 300 y 350 pesos, cien pesos más cara que al año anterior, amas de casa y cabezas de familias se esfuerzan en mantener la tradición, eso sí, comprando menos cantidad de carne.

Pese a la recomendación de las autoridades sanitarias se prepara almuerzo en vez de cena, los dominicanos no dejan atrás su costumbre de Nochebuena.

Deja una respuesta