Los Gigantes del Cibao y los Tigres del Licey en situación compleja por calendario LIDOM

La serie regular recortada del campeonato de pelota invernal de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM) se acerca a su última parte sin que haya absolutamente nada definido. Las suspensiones producto del COVID-19, así como del mal clima que afectó al país durante los primeros días del torneo han alterado el calendario de manera significativa y en un momento donde se supone que debieron haberse jugado dieciséis fechas, tres de las seis escuadras han jugado diez partidos o menos.

Los casos más complejos son los de Gigantes del Cibao y Tigres del Licey, quienes han podido jugar tan solo siete fechas, teniendo nueve compromisos suspendidos hasta el momento, como consecuencia de perderse casi dos semanas de juego por sus brotes de COVID-19. Según el calendario presentado inicialmente por LIDOM para la celebración de su campeonato, la serie regular está supuesta a concluir el día 20 de diciembre. Esto quiere decir que a la fecha y si no existe una decisión al respecto por parte de la liga de béisbol, ambos equipos deberán jugar 23 partidos en 16 fechas.

Adicionalmente y según el propio calendario de LIDOM, los jueves han sido seleccionados como los días libres en el torneo, para permitir que los equipos descansen. Hasta el momento, solo quedan dos jornadas de descanso, lo cual implicaría que tanto Gigantes como Licey tienen que jugar de manera continua, incluyendo esas fechas, para tener una oportunidad de completar la programación de partidos a tiempo.

Todo esto es sin contar con la posibilidad de futuras suspensiones como consecuencia del clima o de otros brotes de COVID-19 que obliguen a la liga a posponer algunos partidos.

Sin embargo, a pesar de los retos, esta temporada presenta una oportunidad de flexibilidad para su serie semifinal y durante la etapa final, que podría ayudar a resolver el problema. Tomando en cuenta que en este año no se jugará un “Round Robin” de dieciocho encuentros, sino dos series al mejor de siete encuentros entre los equipos clasificados, al igual que durante la final, las fechas de la serie regular podrían extenderse varios días.

Tomando en cuenta que la Serie del Caribe iniciará el 31 de enero de 2021 y que el campeón del torneo invernal dominicano no tendrá que viajar a México hasta la última semana de ese mes, estirar el calendario de serie regular permitiría a todos los equipos completar sus juegos pendientes sin que esto se convierta en una situación que provoque incidentes a los equipos.

En un año donde se han dado múltiples lesiones de consideración, forzar a jugadores que perdieron su año por el coronavirus a jugar un gran número de juegos sin descanso, en especial en carteleras dobles, podría terminar siendo más perjudicial que correcto. La extensión del calendario de serie regular beneficia a todos por igual.

Ciertamente, Gigantes Tigres llevan la carga de partidos más complicada de todas las escuadras del torneo dominicano, pero los partidos deben jugarse. De no haber una extensión, en caso de que estos equipos clasificaran, tendrían una desventaja considerable frente a equipos que completen su calendario en la fecha inicialmente indicada por LIDOM.

ESPN

Deja una respuesta