Juan Carlos: “Me preparé para el turno”

 Juan Carlos Pérez fue el plato consciente de que su desempeño era vital para las Águilas y tambien para él, que venia de la banca a mostrar su talento.

El capitán disparó una línea que se convirtió en el hit de oro que remolcó a Wilmer Difó desde la segunda base y las Águilas Cibaeñas dejaron en el terreno a los Toros del Este 2-1, en partido que se extendió a 10 entradas.

«Me siento orgulloso de ser una vez más parte de un triunfo de mi equipo, me preparé mentalmente para ese turno consciente de que necesitabamos ganar en la casa ante los Toros y esa oportunidad se presentaba «, dijo después del juego Pérez .

Juan Carlos Pérez había entrado a correr por Rangel Ravelo en la novena entrada y se le presentó la oportunidad de dar el triunfo a su equipo un capítulo más tarde.

Con el resultado las Águilas pusieron su marca en la casa en 2-2 y en la ruta 2-2 para registro de 4-4. Los aguiluchos le han ganado sus dos enfrentamientos esta temporada a los Toros , que pusieron su marca en 3-2.

La victoria se la acreditó Juan Nicasio (1-1) y la derrota fue cargada a Rodolfo Martínez (0-1).

Los abridores Ramón Rossó por las Águilas y Jorge Martínez por los Toros, anularon los bates contrarios en la primera parte del encuentro.

Rossó cumplió su cuota de cuatro entradas de una forma magistral, enfrentando a 14 bateadores, solamente permitió un hit, regaló un boleto y abanicó a tres adversarios, saliendo sin decisión.

Martínez no se quedó atrás y apeló a toda su experiencia para ir más allá y después de colgar cinco ceros a los aguiluchos fue reemplazado. El cubano enfrentó a 17 bateadores, solo permitió un hit, otorgó dos bases y ponchó uno.

Luego de Rossó se subieron al montículo amarillo, Marcos Diplán(5), Yohan Ramírez (7), Michael Ynoa (8), Neftalí Feliz (9) y Nicasio (10).

Tras la salida de Jorge Martínez lanzaron por Los Toros, Jenrry Mejía (6), Anthony Carter (8), Jhan Mariñez (8), Pedro Payano (9) y Rodolfo Martínez (10).

Fue necesario caminar hasta la octava entrada para que se terminaran los ceros en la pizarra, cuando después de uno fuera, Vidal Bruján ligó transferencia, primer bateador que se le embasó a Michael Ynoa en el campeonato, Engel Beltré se ponchó, vino un “wild pitch” y Bruján se movió a segunda desde donde anotó con hit de Rubén Sosa.

En la parte baja las Águilas atacaron al relevista Anthony Carter, quien permitió hit de Deivy Grullón.

Yefri Pérez entró a correr por Grullón, se estafó la segunda y ancló en tercera con rodado de Luis Valenzuela, para pisar el plato con doblete de Robles
Las Águilas volverán a jugar en la casa este jueves, cuando reciban a las Estrellas Orientales, el partido correspondiente al 2 de diciembre.

Deja una respuesta