Un mar de gente es lo que se visualiza en la avenida, sin el más mínimo respeto al distanciamiento social y poco uso de las mascarillas dispuestas para evitar la propagación del coronavirus

Los comerciantes dicen que a pesar de la gran cantidad de personas que abarrota las calles de la avenida Duarte, las ventas están muy por debajo del año pasado.

“La gente parece que está viniendo a pasear porque no hay nada, yo hoy no he vendido nada”, aseguró Isidro Díaz, comerciante.

Entre tanto en la parada del sur los choferes aseguraron que la pandemia ha dejado significativas pérdidas y que cada vez menos personas se traslada al interior del país por el coronavirus.

“La gente se va menos a los pueblos por la misma pandemia y la situación se nos pone más complicada a nosotros”, dijo Manuel Frías, chofer de guagua con dirección a Elías Piña.

El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) vigila que las guaguas tengan los neumáticos en buenas condiciones, y que los choferes porten la documentación adecuada para transportar pasajeros, además velan por el cumplimiento del distanciamiento ocupando solo el 60% de la capacidad del vehículo.

Los pasajeros consultados se quejaron por el aumento en los pasajes de entre 100 y 150 pesos.

“No lo veo bien, porque es que todos estamos mal, no hay trabajo y eso nos afecta a todos”, dijo Felipe Santana, pasajero.

Mientras que el tránsito es un caos en la principal arteria comercial de la capital, formándose un gran taponamiento en las calles.

Deja una respuesta