Reconocido periodista de la diáspora sale de hospital en Connecticut

NUEVA YORK.- El reconocido periodista de la diáspora dominicana en Estados Unidos, Esteban Cabrera radicado en Pensilvania fue dado de alta del hospital Hartford Health Care Hospital en Connecticut donde estuvo siete meses confinado después de un accidente en el tramo La Vega – Santiago en la República Dominicana.

Cabrera es el  editor y director de los periódicos El Faro Latino, Palabra RD, El Dinámico Latino, El Farolito.News  y  The Light House Philly, que forman parte de la “Corporación El Faro Latino, LLC”,  que fundó en  2004 y sufrió el accidente en octubre 2019 cuando trató de esquivar un motorista que no llevaba las luces delanteras ni traseras para no atropellarlo.

Tuvo que ser trasladado de emergencia en un avión clínica a Estados Unidos, después que se infectara con bacterias en medio de la convalecencia, pero logró superar el estado crítico y recuperarse de las heridas, aunque los cirujanos tuvieron que amputarle el pie izquierdo y la parte delantera del derecho, así como varios dedos, evitando que su cuerpo fuera arropado por la bacteria.

Regresó a su hogar en Hartford (Connecticut) el jueves 7 de mayo tras salir del nosocomio.

El comunicador sufrió  el accidente de tránsito  el 11 de octubre  2019, a las 8:30 de la noche, al evadir un motorista para no atropellarlo que se desplazaba sin las luces delanteras ni traseras en la oscuridad del referido tramo.

Paramédicos del sistema de emergencias respondieron a la escena por llamadas al 911, transportándolo al hospital de El Pino de La Vega, donde recibió las primeras atenciones.

Fue transferido a petición suya al Hospital Metropolitano de Santiago (HOMES) de donde fue transportado a Estados Unidos el lunes 14 de octubre en un avión  clínica, debido a que no estaba satisfecho con el diagnóstico de los galenos de Santiago y cubriendo él los gastos de transporte.

Le fue amputado el pie izquierdo, los  dedos del pie derecho, fue sometido a 5 cirugías y luchó en una dura batalla contra una bacteria por la que casi perdió la vida,  pero  finalmente empezó a ceder por el excelente trabajo de un equipo de médicos, especialistas, cirujanos, técnicos especializados y personal del área de cuidados intensivos del  hospital en Connecticut, un  centro que cuenta con los más avanzados equipos tecnológicos  y  personal altamente capacitado en el área de  traumatología.

El 4 de noviembre  2019,  Cabrera,  fue referido a un centro de terapias del hospital en Connecticut donde fue sometido a un intenso y exitoso proceso de recuperación que incluyó seguimientos de los doctores especialistas que lo habían intervenido, terapias  y  ejercicios para su  adaptación de su nueva forma de caminar, lo cual ha logrado exitosamente.

Cabrera agradeció, primeramente a Dios, por haberle devuelto la vida, después a su esposa Ángela Mejía de Cabrera,  sus hijos Esteban, Brenda, Jackeline, Manuel Esteban, Estebany,  Steven Cabrera y demás familiares, amigos, comunicadores y medios de comunicación que mostraron su interés en su salud.

Fuente: primicias.com.do

Deja una respuesta