Actualidad

Es inminente la llegada de coral invasor a RD

Desde Venezuela, el proyecto Unomia de la Fundación La Tortuga ha compartido un informe alarmante que revela la introducción ilegal del coral blando Unomia stolonifera en el Parque Nacional Mochima (PNM) entre los años 2000 y 2005. Este coral, originario de Indonesia, ha desencadenado un proceso de colonización agresivo, afectando los arrecifes costeros, playas y praderas marinas de la región. 

Actualmente, más del 50% del parque nacional está invadido por esta especie, cubriendo aproximadamente 90 kilómetros de costa y 3,000,000 de metros cuadrados de lecho marino.

En 2022, investigaciones del proyecto Unomia confirmaron la presencia del coral blando en la costa occidental de Venezuela, planteando un riesgo inminente de invasión hacia otras áreas del Caribe, como Colombia y las Antillas Menores.

En septiembre de 2023, el proyecto Unomia registró la presencia de este coral invasor en la costa norte de Cuba.

La tercera semana de febrero de 2024 la especie invasora fue reportada por primera vez en La Parguera, Puerto Rico, por buzos de la empresa Paradise Scuba. El Departamento de Recursos Naturales de Puerto Rico, junto a investigadores de la Universidad de Puerto Rico y organizaciones locales, reportan que se encuentran atendiendo el problema.

Esto fue publicado por medios locales a través de la coordinadora del Programa de Especies Protegidas del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Nilda M. Jiménez Marrero, quien confirmó que el coral Unomia fue identificado la semana pasada en La Parguera, en el municipio de Lajas. 

Aldo Croquer, gerente del Programa de Conservación Marina del Caribe Central para The Nature Conservancy, advirtió a Diario Libre sobre el potencial devastador de Unomia stolonifera para las costas de la República Dominicana. Explicó que este coral invasor podría encontrar un escenario propicio para su propagación, especialmente debido a las recientes mortalidades de corales autóctonos causadas por la enfermedad de pérdida de tejido rápido y el evento de blanqueamiento de 2023.

Croquer destacó que Unomia no solo amenaza los arrecifes de coral, sino también los fondos blandos y los pastos marinos. Su rápida dispersión y eficientes estrategias reproductivas, como la expulsión de propágulos asexuales al agua cuando se enfrenta a estrés o amenazas, hacen que su control sea extremadamente complicado.

Además, señaló que este coral invasor podría tener una serie de efectos negativos directos e indirectos en los ecosistemas costeros. A corto plazo, podría ocupar sustratos libres y desplazar especies locales. A mediano plazo, podría provocar una reducción en la biodiversidad local. Y a largo plazo, podría afectar las cadenas tróficas y reducir los servicios ecosistémicos fundamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *